viernes, 13 de abril de 2007

Enredos


Los perredistas hacen válido aquello que dice que los oaxaqueños somos tan complicados que hasta el queso hacemos bola, refiriéndose al quesillo por supuesto. El PRD y Convergencia están ahora en un gran enredo, que si fuese quesillo ganaría el Guinness Récords.
Algunos responsabilizan a Alberto Esteva, dirigente del partido Convergencia y diputado federal, de romper los acuerdos previos al registro de las coaliciones ante el Instituto Estatal Electoral (IEE) por no obtener las posiciones que pretendía en las candidaturas.
Eso es historia, el problema que deben resolver ahora es el lío jurídico que provocaron con la impugnación, por un lado; el desistimiento por otro y la proximidad de vencimiento en los plazos electorales.
Vamos por partes. Se supone que la coalición es un acuerdo de voluntades, y quien ya no lo esté en integrarla, puede declinar y participar por sí solo. Pero el plazo para ello venció precisamente el 5 de abril, cuando los perredistas convirtieron la sede del IEE en un campo de batalla y utilizaron huevos como proyectiles.
Registraron dos coaliciones: Por el bien de todos, del Partido de la Revolución Democrática (PRD)-Partido del Trabajo (PT)-Partido Convergencia (PC) avalada por los comités ejecutivos nacionales; y Por el bien de Oaxaca, conformada por el PRD-PT-Partido Alternativa Socialdemócrata Campesina (PASC). Y el Consejo General aprobó una, la que en su consideración cumplía con los requisitos establecidos para constituirse como coalición.
Se dijo que las dirigencias nacionales acordaron por unanimidad desistirse de la coalición registrada, pero eso no garantiza que la otra se acepte en lo inmediato, pues además de que existe una impugnación, la otra fue rechazada precisamente porque no se ajustaba a los requisitos y todo debe cumplir un procedimiento.
De acuerdo con el Código electoral local, los tres partidos que están solicitando coalicionarse, PRD, PT y Convergencia, debieron presentar el acta donde aprueban la plataforma electoral de la coalición, lo cual no presentaron. Además, el acta donde avalan la lista de las 25 fórmulas de candidatos a diputados en coalición, documento que tampoco entregaron ante el Consejo General del IEE. Y los porcentajes especificados, tanto en lo electoral como en la cuestión financiera, que es algo de lo que carecen.
En ese entendido, si las dirigencias nacionales se desisten de la que tiene validez jurídica e impugnan la resolución que los rechazó, estarán generando un vacío pues no tendrán ni una ni otra, y mientras tanto los candidatos que ahora ya están registrados están en la incertidumbre porque al igual que la coalición, no están reconocidos por sus partidos, pero tampoco pueden registrar otras fórmulas, porque primero deberán esperar a que resuelva el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).
Si no se resuelve mediante una negociación política entre los partidos el conflicto que generaron, los tiempos los pueden alcanzar y de seguir impugnación tras impugnación, pudiesen quedarse hasta sin candidatos y sin participar en los comicios de este año, porque nada les garantiza que sus impugnaciones procederán, aún cuando la cúpula partidista haya decidido por los perredistas oaxaqueños que deben aceptar a Convergencia.

guadalupethomas@gmail.com

3 comentarios:

grace dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
grace dijo...

Bueno bueno, probando probando! ojala que ahora si salga!!! bueno yo decia que lejos de hacer un comentario sobre los indecisos y los enredos de los perredistas! quiero mas bien comentar sobre la excelente periodista que lo escribo, hay muchas cosas que te admiro Lupita y me da muchisimo gusto haberte conocido, comentaba no recuerdo con quien, que me gusta que tengas iniciativa propia, y ps de verdad te deseo lo mejor a ti, y a Quadratin que por supuesto apoyaremos siempre que sea posible. Y pues no hay como decirte otra vez, que es un gran gusto conocerte. ;)

Lupita Thomas dijo...

Grace!

Eres muy linda, muchas gracias por tus comentarios.